Las criptomonedas en la declaración de la renta

Si eres inversor o estás pensando en adentrarte en el mundo de la inversión digital , la declaración de los  impuestos no está exenta, así que  a continuación repasamos  algunos de los condicionantes fiscales que tienen las criptodivisas:

Impuesto de la renta de la spersonas físicas (IRPF)

Por lo que se refiere a los RÉDITOS DERIVADOS DE LAS OPERACIONES CON CRIPTODIVISAS (compraventa y permuta por otras criptodivisas) deben ser declaradas en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas en el apartado de PÉRDIDAS Y GANANCIAS PATRIMONIALES (artículos 33 a 39 inclusive de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre) en el momento de la transmisión.

Si no hay transmisión no habrá que declararlo en el IRPF aunque haya un aumento de valor de la criptodivisa. Tampoco habría que declararlo si transmitimos el activo de la plataforma (Exchange) a una cartera o monedero (Wallet).

Aunque la tenencia de la criptomoneda computará en el impuesto del patrimonio como veremos más adelante en otros posts, lo único que debemos declarar en el IRPF es la ganancia o pérdida patrimonial derivada de las transmisiones de las criptomonedas.

La DGT (Dirección General de Tributos) se ha pronunciado en el sentido de que las ganancias patrimoniales deben declararse aunque no se haya convertido la criptodivisa en DINERO FIAT (del latin fiat “hágase” o dinero fiduciario de un Estado) sino que se haya reinvertido en otra criptomoneda.

Base imponible de ahorro

Respecto a la venta o permuta de criptomonedas, debemos tener en cuenta que debe imputarse a la BASE IMPONIBLE DEL AHORRO. Por tanto, las pérdidas son compensables con otras ganancias que hayamos obtenido para disminuir su importe, por lo que el resultado positivo de la compensación será el importe sobre el que debemos tributar.

Esta COMPENSACIÓN debe hacerse en los cuatro ejercicios siguientes y siempre en los importes máximos que nos permite la normativa tributaria (límite del 25 % del saldo positivo según el Art. 49 de la Ley 35/2006).

Es decir, los rendimientos del capital mobiliario se compensan entre sí y, si queda saldo negativo, se puede compensar el porcentaje legal de ese saldo con las ganancias patrimoniales y el resto en los siguientes 4 años.

Además, se establece la obligación de FACILITAR INFORMACIÓN a la AEAT de las operaciones que se realicen con monedas virtuales (adquisición, permuta, transmisión, transferencia, cobros y pagos).

Esta obligación se extiende a las ICO (INITIAL COIN OFFERING) que se realicen para financiar el desarrollo de nuevos protocolos o proyectos.

Tipo impositivo

En cuanto al TIPO IMPOSITIVO:

  • Para los primeros 6.000 euros de ganancias se tributará el 19%.
  • Para las ganancias entre 6.000,01 y 50.000 euros se tributará el 21%. 
  • A partir de los 50.000,01 euros, todas las ganancias tributan al 23%.

Hay que tener en cuenta que la imputación (como la imputación que se hace con las rentas del trabajo, por ejemplo) se lleva a cabo POR TRAMOS.

En cualquier caso, no dudes en contactar con nosotros para cualquier duda. En próximos post detallaremos puntos relacionados con la declaración de los impuestos y la inversión digital. 

Más artículos

Sin categoría

¿Es inclusiva la Inteligencia Artificial ?

 “La tecnología ha cambiado el mundo, llevando el conocimiento al alcance de todos y ampliando las oportunidades, por lo que las personas con discapacidad podrían

Sin categoría

Las herramientas digitales inteligentes de Boost

Boost será una plataforma total, un ecosistema digital multidispositivo. Una plataforma  de ocio y salud en la que emplearemos la última tecnología para conseguir nuestros